PREVIO FICHA RESEÑA GALERIA PRENSA
04/08/2003 ESTELLA

 

Pablo Hermoso de Mendoza, lleva su nombre ligado a la Plaza de Toros de Estella desde que era un niño, porque con apenas seis años, hacía de alguacilillo o formaba parte del equipo de mulillas que capitaneaba su abuelo Casimiro. En aquellos tiempos nadie sospechaba que la afición de Pablo por los caballos, generase en el rejoneador más importante de la historia.

Fue en el año 1983 cuando le dieron la oportunidad de lidiar una res, en la becerrada popular de las Fiestas. Aquel día realizó toda la lidia con su caballo CAFETERO (foto izquierda) único animal que tenía en su cuadra en esos momentos.

Después vinieron unos años, en los que seguía interviniendo en carteles menores durante las fiestas, junto a otro rejoneador navarro que comenzaba a despuntar en esos momentos como era Oscar Llorente.

El primer festejo junto a figuras del rejoneo acaeció el 7 de agosto de 1989, cuando actuó junto a Rafael Peralta y Javier Buendía, ante reses de Pérez de la Concha, a las que cortó una oreja a cada uno de su lote, saliendo a hombros. Eran tiempos de caballos como PEZANHA, CAFETERO, HELIOS, IMPERIAL o ARLEQUIN.

El tirón en taquilla que supuso su actuación anterior, hizo que en la temporada 1990, ya con la alternativa obtenida en Tafalla el año antes, se le anunciase en dos carteles de la Feria; uno el 5 de agosto junto a los matadores Pedro Castillo, Juan Cuellar y Sergio Sánchez, lidiando un toro de Moreno de la Cova, ante el que dio la vuelta al ruedo; y la otra de rejones, con reses de Pérez de al Concha, y junto a Curro Bedoya y Javier Buendía, obteniendo tres orejas. Montó caballos como ALBAICIN, el primero con el que galopó de costado, el alazán y breve MAZANTINI o el ídolo en aquellos tiempos CAFETERO.

El 4 de agosto de 1991, hizo el paseíllo junto a Rafi de la Viña y Carlos Collado "Niño de la Taurina", esta vez con dos toros de Félix Hernández Barrera, de los que obtuvo una oreja. Al día siguiente nueva intervención de Pablo, esta vez, junto a Manuel Vidrié (en la foto brindis de Pablo a su maestro de alternativa) y Joao Moura, y toros de Alonso Moreno. Este fue un día histórico para Estella, porque por primera vez en la historia de La Chata, se puso el cartel de NO HA BILLETES en un festejo taurino, en una tarde en que Pablo bordó el toreo, en dos sensacionales faenas, que hicieron que el maestro Vidrié, tras el festejo, manifestase en una tertulia que Pablo "había toreado como siempre he soñado torear". Pese a la gran faena, con el rejón de muerte estuvo fatal, dando vuelta al ruedo en cada toro y escuchando un recado presidencial, también en cada toro. Entonces Pablo montaba caballos como CAFETERO, GIRALDA, ALBAICIN (no es el actual) y un caballo novato que Pablo utilizaba para el último tercio y que no era otro que CAGANCHO.

El 3 de agosto de 1992, todavía Pablo seguía basando gran parte de su éxito en el espectacular CAFETERO, y así obtuvo dos orejas de su segundo toro de Alonso Moreno, junto a Javier Buendía y Fermín Bohórquez y además del citado CAFETERO, empleó a GIRALDA, ZINGARO, EVORA y CAGANCHO. 

El mismo cartel de toreros y con toros de la misma familia, pero esta vez de Javier Moreno de la Cova, transcurrieron los festejos del 2 de agosto de 1993, 8 de agosto de 1994 y 6 de agosto de 1995, con sucesivos triunfos de Pablo, obteniendo dos orejas en 1993; dos orejas y su primer rabo en esta plaza en el 1994; y cuatro orejas en 1995.

En el año 1993, utilizó caballos como CUBANO, CAGANCHO, RAFAELILLO, INDIO, CAFETERO (en su última actuación en esta plaza) y BORBA, que debutaba esa tarde. En 1994 los caballos fueron GIRALDA, CAGANCHO, BORBA y la debutante CANDELA que fue derribada espectacularmente por el toro, sin consecuencias, pero que ya no volvería a torear con Pablo.Y en el 1995 fueron GIRALDA, que se despedía de esta plaza, CAGANCHO, GARBANCITO, BUENAVENTURA y CHICUELO.

Se cambió el cartel para el 3 de agosto de 1996, anunciando a los hermanos Luis y Antonio Domecq, con toros de José Escobar, y dos nuevas orejas para Pablo.

Al día siguiente, esto es el 5 de agosto de 1996, la Empresa decidió programar un mano a mano entre Jesulín de Ubrique y Pablo Hermoso de Mendoza, con un ambiente sensacional y el sexto año consecutivo colocando el NO HAY BILLETES, ambos alternantes salieron a hombros, con cinco orejas y un rabo en el esportón del centauro. En estas dos tardes los caballos fueron ALDABICA, CAGANCHO, PRINCIPE, BUENAVENTURA, GALLO, CHICUELO, MAZANTINI, ALBAICIN y BORBA.

Paco Ojeda y Andy Cartagena, con toros de Campos Peña, compusieron el cartel del 3 de agosto de 1997, cortando Pablo dos orejas de cada uno de sus toros. La cuadra que toreó esa tarde fue ALDEBARAN, MARTINCHO, CHICUELO, GALLO, VENTURA, CAGANCHO y SABICAS.

Oreja y oreja, fue el balance del día 1 de agosto de 1998, con toros de Luis Terrón, y Joao Moura y Paco Ojeda en el cartel, el mismo número de trofeos, pero éstos ante un solo toro, obtuvo el 2 de agosto de 1999, esta vez a toros de Flores Tassara, y con Leonardo Hernández y Andy Cartagena.. VENTURA, CHICUELO, GALLO, MAZANTINI, MARTINCHO, CHENEL y ALDEBARAN fueron los caballos en el año 1998 y LABRIT, FUSILERO, MAZANTINI, CAGANCHO y CHICUELO los del año 1999.

El año 2000, Pablo , obtuvo su tercer rabo en esta Plaza de un toro de Luis Terrón con Luis y Antonio Domecq como testigos y montando a LABRIT, FUSILERO, CHICUELO, ALBAICIN, BORBA y MARIACHI.

Y el cuarto rabo, caería en manos de Pablo el día 6 de agosto de 2001 (en la imagen la vuelta triunfal) y estuvo acompañado de tres orejas de toros de Luis Terrón. Javier Buendía, que se despedía de Estella y Leonardo Hernández, compusieron el cartel y los caballos empleados fueron LABRIT, TABASCO, DANUBIO, CAGANCHO, CHICUELO, BATISTA y MARIACHI.

La única vez que Pablo no ha terminado una corrida en su localidad natal fue el 5 de agosto del pasado año 2002, cuando una espectacular tormenta de agua hizo que el festejo se suspendiera tras la lidia del cuarto toro, dejando al público que agotó las localidades con las ganas y sobre todo, sin poder dar el último homenaje a CAGANCHO que se iba a despedir, sin torear, de su gente e iba a recibir el homenaje de las Peñas de la localidad. Esa tarde, solo se pudieron lidiar tres toros de Luis Terrón y uno de Villalobillos, y lo hicieron dos Leonardo Hernández, uno Pablo, en el que escuchó palmas y otro por Alvaro Montes. Pablo en el toro que lidió montó a RONCAL, MARIACHI, ALBAICIN (foto derecha) y DANUBIO.

VER CARTEL

FECHA 4 de agosto de 2003
LUGAR Plaza de toros de Estella, Navarra, España
ENTRADA Lleno
RESEÑA Leonardo Hernández (ovación y silencio)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y vuelta)
Alvaro Montes (dos orejas y vuelta)
TOROS (1,2,3,4,6)(5)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Luis Terrón, número 30. De salida MONTERREY (2 rejones de castigo); en banderillas GAYARRE (3 banderillas) y FUSILERO (2 banderillas); y para el último tercio CERVANTES (dos cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Benítez Cubero, número 56. De salida MISTRAL (2 rejones de castigo); en banderillas LABRIT (3 banderillas) y NATIVO (2 banderillas); y para el último tercio CERVANTES (un par a dos manos, dos rosas y un rejón de muerte tras pinchazo).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS CHICUELO, DANUBIO, CAGANCHO y COYOTE

 

Hace ahora un año, en la temporada de la despedida de los ruedos del mítico CAGANCHO, la Ciudad de Estella, por medio de sus Peñas, querían rendir un homenaje al cuatralbo y que así se pudiera despedir de la ciudad natal de su amo y compañero.

Una tormenta que descargó en el cuarto toro impidió dicho homenaje y dejó al público además de empapado, con las ganas de dar la última ovación a CAGANCHO.

Como CAGANCHO es sobre todo agradecido, hoy decidió subir al camión en Acedo con el resto de los que tantas tardes han sido sus compañeros de viaje y de fatigas y visitar Estella, para ser engalanado por las Peñas San Andrés y la Bota y para recibir el caluroso agradecimiento de un público, cuya afición creció paralela a la eclosión de lusitano.

De esta forma tras terminar Pablo la lidia del quinto, un "marrajo" de Benítez Cubero, apareció sobre el oscuro suelo de la plaza de Estella, la figura de CAGANCHO, acompañado por Pablo Hermoso de Mendoza, padre del rejoneador, y Guillermo Hermoso de Mendoza, hijo de Pablo, quienes lo condujeron hasta el rejoneador, para que este diese la que será su última vuelta al ruedo en una plaza y para que fuese engalanado con todo tipo de pañuelos festivos, blusas de peñas, caricias y ovaciones, incluso rendiciones a su paso, que como siempre era firme, esbelto, negro brillante, y con una figura de jubilado de lujo, que más hacia pensar en un potro arrogante, que en un caballo retirado.

Cuando Pablo lo soltó, y lo despojo de las ataduras, el cuatralbo se fue hacia la puerta, dando cabriolas y saltos de alegría, demostrando al público, que su retiro, por lo menos para él, le llegó estando en plenitud de facultades.

Antes de esto, había habido otra sorpresa, que fue el debut como alguacilillo, de Guillermo Hermoso de Mendoza, quien todavía sin cumplir los cuatro años, recorrió el albero acompañando a su abuelo, sobre una briosa yegua torda que manejo con una soltura impropia de un niño de su edad.

De manos precisamente de Guillermo recogería Pablo las dos orejas de su primer toro, un toro con mucho peligro, que fue bueno en el tercio de salida, donde estuvo extraordinario MONTERREY, pero que después desarrolló sentido, y no resultó fácil la lidia para GAYARRE, quien pese a que batía perfectamente, en alguna ocasión encontraba toro en la salida, pese a lo cual consiguió momentos brillantes en los galopes de costado y en dos palitroques, consintiendo mucho. Otro que tuvo que tragar lo indecible fue FUSILERO, que en su "rentré" brilló en dos banderillas y en las piruetas a la salida de la suerte. Buena también la labor de CERVANTES en las banderillas cortas y en el rejón de muerte, de perfecta colocación y de efectos fulminantes, que hizo que incluso se solicitase el rabo para el estellés.

El quinto fue como hemos dicho un auténtico "regalito", que manseo de salida, y que tuvo que ser sacado de las tablas una y otro vez por MISTRAL para poderlo castigar en condiciones. Algún galope tras la cola del castaño, hizo tener alguna esperanza en su juego, pero todo lo contrario, ahora el toro emplazado en los medios, esperaba a LABRIT y cuando lo veía aproximarse, el toro arrancaba como un obús, motivo por el cual la primera banderilla la clavó Pablo muy trasera. Después ya el toro estaba imposible y "hacía carne" en cada acción, tanto de LABRIT como de NATIVO, que demostraron un valor fuera de lo común, sin una sola protesta, ante un toro traidor y ventajista. Pablo no quería terminar sin entregarse a una plaza volcada con su paisano, y agarró un par de banderillas que colocó a dos manos sobre CERVANTES, con gran riesgo y emoción, luego dos rosas, de las que sólo pudo colocar una, por la nula colaboración del Cubero. Esa apatía del toro le hizo pinchar en una ocasión y colocar un rejón bajo definitivo.

 

 

.

PREVIO FICHA RESEÑA GALERIA PRENSA

REGRESAR
PAGINA PRINCIPAL