FECHA 22 de agosto de 2003
LUGAR Plaza de toros de el Puerto de Santa María, Cadiz, España
ENTRADA Lleno
TOROS
RESEÑA Luis Domecq (palmas y palmas)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y rabo y oreja)
Andy Cartagena (dos orejas y dos orejas y rabo)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Fermín Bohórquez, número 31, 505 kilos, nombre Canastero. De salida MISTRAL (2 rejones de castigo); en banderillas GAYARRE (2 banderillas) y CHICUELO (2 banderillas); y para el último tercio CERVANTES (3 cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Fermín Bohórquez, número 105, 525 kilos, nombre Fandango. De salida MISTRAL (2 rejones de castigo); en banderillas LABRIT (3 banderillas) y DANUBIO (1 banderilla); y para el último tercio CERVANTES (3 rosas y un rejón de muerte tras pinchazo).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

COYOTE, CHACAL y NATIVO

   
 

Hacía siete años que Pablo Hermoso de Mendoza no actuaba en la plaza de Toros de El Puerto de Santa María, una de las de más tradición de España. Precisamente la última vez que Pablo había actuado en este coso, había triunfado por todo lo alto, cortando dos orejas y un rabo y saliendo a hombros. En la noche del viernes, el navarro regresaba a El Puerto y volvió a triunfar y a obtener un rabo y por lo tanto, a abandonar el coso porteño a hombros.

Los toros de Fermín Bohórquez, dieron un juego variado, aunque lo hicieron por lotes. El lote de Luis Domecq, fue manejable; el de Hermoso de Mendoza, complicado, acabando manseando; y el de Andy Cartagena, extraordinario, sobre todo el lidiado en tercer lugar.

El primer toro de Pablo, se movió algo de salida, pero la verdad es que no colaboró con ninguna de las cabalgadoras del estellés, que tuvo que hacer todo él para calentar los tendidos. Primero con MISTRAL lo corrió de salida, colocó rejones de castigo y lo templó con la bandera. GAYARRE no pudo estar relajado y a gusto, porque el toro no hacía por él. El caballo tenía que atacar al toro muy encima y así lo hizo en dos ocasiones, con banderillas de gran mérito. De galopar de costado, hoy imposible, por mucho que lo intento. CHICUELO para efectuar las piruetas se tenía que echar literalmente encima del toro y así provocar su mínima embestida. A toro parado y pegado en tablas, colocó tres rosas y un rejón de muerte extraordinario que fue, con mucho, lo mejor de la noche.

Fulgurante fue la salida de chiqueros del quinto de la tarde, galopando detrás de MISTRAL, con fuerza y bravura. El primer rejón de castigo fue como un choque de trenes, por la velocidad de ambos animales y la reunión, perfecta, pero de poner los pelos de punta. Lo mismo sucedió con LABRIT en los quiebros, con un toro que se venía de lejos y que obedecía al toque del caballo. Emoción en la que parecía iba a ser otra gran actuación de Pablo, pero que desgraciadamente aquí se acabó. Pablo dio entrada a DANUBIO, y el toro apretó al veterano caballo, tapándole la salida y poniéndolo en apuros, y lo que es peor, desengañándose y acabándose. Imposibles la colocación de las tres rosas, con Pablo insistiendo y provocando al toro, y este como si no lo viese, inmóvil y sin ni siquiera mirar. Con estas perspectivas, todos vaticinamos que iba a ser complicado de rematar con el rejón, por la nula movilidad del toro. Efectivamente Pablo marró el primer intento y acertó al segundo.